top of page
  • naturaua

La mejor defensa contra los signos del envejecimiento




El envejecimiento se caracteriza por una incapacidad progresiva para mantener la homeostasis, la autorreparación, la renovación, el rendimiento y la aptitud de los diferentes tejidos a lo largo de la vida.


Desde hace ya muchos años se habla de la teoría de los radicales libres, y que envejecemos porque nos oxidamos.


Más recientemente se empezó a hablar de los telómeros, esas pequeñas puntas que protegen los cromosomas y que a medida que nuestras células se dividen se van acortando, siendo por tanto la longitud telomérica uno de los indicadores de los relojes biológicos, como lo son, sin pretender entrar en el tema, la metilación del ADN y la relación CD4/ CD8.


Otras de las causas del envejecimiento son la disfunción mitocondrial y la senescencia celular.


La senescencia se produce después de enormes estímulos de estrés intracelular o extracelular y sirve como un proceso antiproliferativo que provoca la detención permanente del ciclo celular y restringe la vida útil.


Es un mecanismo de defensa celular y por tanto evitaría que las células adquieran un daño innecesario y también tumores.


Una característica relevante del envejecimiento es la inflamación crónica de bajo grado, que es el estado inflamatorio relacionado con la edad que resulta de la inmunosenescencia, ya que se asocia con la mayoría de las enfermedades relacionadas con la edad que comparten una base inflamatoria.


La respuesta celular a los factores estresantes incluye tres procesos celulares distintivos: apoptosis, autofagia y senescencia.


¿De qué manera podemos retrasar la senescencia celular?


La restricción calórica, el ayuno intermitente y el estrés intermitente son factores que pueden ayudar al mantenimiento y la supervivencia de las células.


¿Cuáles son las vías de la longevidad?


Cabe destacar las vías de la longevidad mTOR, las Sirtuinas, NF- kb y AMPK.


Todas estas vías desempeñan un papel crucial en el proceso de envejecimiento.


Dos de ellas, las sirtuinas y la AMPK, frenan el envejecimiento cuando se activan y las otras dos (mTOR y NF- kb) frenan el envejecimiento y la aparición de los síntomas relacionados con la edad cuando se inhiben.


Otra de las vías que se debería potenciar es la de la autofagia, un proceso celular que implica la degradación y reciclaje de componentes celulares no deseados o dañados.


También son importantes las Chaperonas, que son como escudos que protegen a las proteínas para que no pierdan su estabilidad y función.


Commentaires


Suscríbete a nuestra newsletter

¡Gracias por suscribirte!

bottom of page