• naturaua

Ácido hialurónico

Actualizado: 13 abr

















El ácido hialurónico se produce en nuestro organismo y está ampliamente distribuido en el cuerpo humano, si bien más del 50% se encuentra en la piel.


El ácido hialurónico es una parte importante de la matriz extracelular, su función es servir de soporte al colágeno, a la elastina y a otras proteínas estructurales.


Por su gran capacidad para almacenar humedad, el ácido hialurónico puede aumentar el volumen de las estructuras de la piel desde el interior.


Gracias a dicho efecto, el ácido hialurónico puede favorecer la reducción de arrugas en la frente, alrededor de los labios, en los párpados y en la nariz.


Cuando la piel sufre daño a causa de los radicales libres, se inflama y las células de la dermis (capa de soporte dela piel) dejan de producir suficiente ácido hialurónico.


Esto provoca que haya un débil apoyo a la epidermis (capa externa de la piel) y en la propia dermis, lo que acarrea la formación de arrugas.


A partir de aproximadamente los 45 años, los niveles de ácido hialurónico en la piel comienzan a descender rápidamente.